En el ecosistema cripto es común la utilización de mecanismos de KYC y AML para detectar el origen de los fondos a la hora de llevar a cabo cualquier tipo de transacción o actividad con éstos. Determinar este extremo es importante para descartar que ciertas cantidades de dinero se hayan obtenido de manera ilícita. 

Estos esfuerzos no son casualidad, sino que emanan de las recomendaciones del GAFI. El Grupo de Acción Financiera Internacional es una institución intergubernamental creada en 1989 por el entonces G8 con el objetivo de desarrollar planes de acción para combatir la financiación del terrorismo y el blanqueo de capitales.

En total, son cuarenta las recomendaciones tenidas en cuenta por las diferentes naciones que componen dicho grupo, que son 37, más dos organizaciones regionales: la Comisión Europea y el Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo Pérsico.

Entre estas cuarenta recomendaciones, será en concreto la recomendación decimoquinta la que tratemos en el actual artículo, relativa a las nuevas tecnologías, la cual ha sufrido cambios en los últimos años con la popularización de los criptoactivos.

En este sentido, encontramos como el GAFI determina ciertas señales de alerta, que utiliza como avisos para estar al tanto de posibles casos de blanqueo de capitales o financiación del terrorismo. A continuación las expondremos brevemente.

  1. Operaciones

A pesar de que el GAFI reconoce que la utilización de activos virtuales no es la forma más popular de llevar a cabo blanqueos de capital, sí que se han popularizado. Las señales de alerta son:

  • estructurar operaciones en pequeñas cantidades;
  • realizar múltiples operaciones de alto valor;
  • transferir inmediatamente activos virtuales a numerosos proveedores de servicios de activos virtuales registrados en otras jurisdicciones donde no reside el cliente o no tiene negocios;
  • etc.
  1. Patrones de operación

Se relacionan con movimientos o actividades catalogados como poco comunes. Un ejemplo de ello podría ser el caso en que veamos que el cliente realiza grandes depósitos para abrir nuevas relaciones con proveedores de servicios de activos virtuales, sin que dicho o dichos depósitos concuerden con el perfil del cliente.

  1. Anonimato

Las características de los activos virtuales favorecen el anonimato, lo que agregan dificultades a la identificación de actividades delictivas. Como es obvio, estas características habrán de ser consideradas en su contexto. Se tratan de:

  • operaciones que revistan especiales características de anonimato, como las llevadas a cabo con criptomonedas o monedas privadas;
  • mover un AV que opera en una cadena de bloques pública y transparente, como Bitcoin, a un intercambio centralizado y luego intercambiarlo inmediatamente por una criptomoneda de anonimato o moneda privada;
  • el uso de carteras de papel o hardware descentralizadas / no alojadas para transportar AV a través de las fronteras.
  1. Remitentes o beneficiarios

Crear cuentas separadas bajo nombres diferentes, transacciones IP llevadas a cabo desde direcciones que no son de confianza, o de direcciones IP que radiquen en jurisdicciones sancionadas. Información KYC incompleta, o de cliente que decline elaborar el correspondiente KYC. Cliente que provee una información que ya aparece registrada en otra cuenta, o la dirección de activos virtuales de un cliente aparece en foros públicos asociada con actividades ilegales.

El GAFI también tiene en cuenta el perfil del cliente que aparentemente no está familiarizado con estos mecanismos, como señal de alerta de lo que se conoce en el argot como “mulas de dinero” o víctimas de estafa. Son personas reclutadas por profesionales del lavado de dinero para utilizarlas como “cabezas de turco” en operaciones de lavado. Es el perfil al que podría responder una persona financieramente débil, que, en respuesta a sus necesidades personales, se vea abocado a tomar este tipo de decisiones.

  1. Riesgos geográficos

Estas alarmas saltan cuando los recursos del cliente se originan en o se envían a un cambiario que no está registrado en la jurisdicción donde está localizado el cambiario o el cliente.

Otro de las cosas a tener en cuenta es el supuesto en que el cliente utiliza un cambiario de activos digitales o un Servicio de Transferencia de Dinero o Valores extranjero en una jurisdicción de alto riesgo que carezca o que se sepa que tiene regulaciones PLD/CFT inadecuadas para entidades de activos digitales, incluyendo medidas inadecuadas de due diligence del cliente o KYC.

Estas medidas pueden girar entorno a los siguientes puntos: 

  • comprobar la identidad del cliente, por medio de su documentación, pero también cotejando la misma por medio de bases de datos de terceros u otras fuentes fiables;
  • rastrear la dirección IP del cliente; 
  • buscar en Internet cualquier información complementaria que permita corroborar la coherencia de la actividad del cliente con su perfil de transaccional, respetando siempre la legislación aplicable en materia de protección de datos.

En definitiva, este informe no es un numerus clausus, es decir, una lista tasada y cerrada. Son recomendaciones y señales a tener en cuenta, incluyendo a modo de ejemplo escenarios en los que han de saltar las alarmas, pero en ningún caso supone que todo lo que esté fuera de lo incluido en dicho documento deba ser considerado lícito necesariamente. 

El diseño de planes de acción para luchar contra el blanqueo de capitales y paliar la financiación del terrorismo serán cruciales para conseguir las pautas marcadas por el GAFI. 

Desgraciadamente, los mecanismos de KYC, en ocasiones, no son suficientes. El propio informe finaliza con la advertencia de que “con frecuencia, los indicadores son solo uno de los muchos elementos que contribuyen a una imagen general más amplia del riesgo potencial del Lavado de Dinero y el Financiamiento al Terrorismo y es importante que los indicadores (o cualquier indicador) no sea visto de manera aislada. Deben ser contextualizados con información obtenida de las autoridades pertinentes”.

La existencia de este informe no será óbice para que las autoridades públicas y privadas nacionales establezcan sus propios mecanismos: éste es solo un manual con recomendaciones no vinculantes ni definitivas.

Vicox | Crypto Lawyer

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Criptomonedas y recomendaciones GAFI

Contacta con nosotros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Echa un vistazo a nuestras últimas publicaciones
Declaración de la renta incluyendo operaciones con criptomonedas
22Jun

Declaración de la renta incluyendo operaciones con criptomonedas

La popularización de los criptoactivos ha provocado que los expertos de Hacienda hayan puesto la lupa en estos activos digitales. La comisión de expertos para la reforma fiscal que convocó la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, está buscando la forma de aflorar algunas ganancias que escapan al fisco, así como rediseñar los tributos para …

Declaración de la renta incluyendo operaciones con criptomonedas Leer más »

Las posibilidades del arte en el metaverso
22Jun

Las posibilidades del arte en el metaverso

Pablo Picasso dijo una vez que «en el arte caben todas las posibilidades». Ese mismo espíritu de creatividad y exploración puede verse en la forma en que el mundo digital y el artístico se están uniendo. Más recientemente, Ellen Sheidlin señaló cómo la blockchain y Web3 están haciendo que el arte sea más global y …

Las posibilidades del arte en el metaverso Leer más »

Tokenización de sociedades: ¿es esto posible?
21Jun

Tokenización de sociedades: ¿es esto posible?

Sabemos que podemos tokenizar activos físicos, ya existentes en el mundo real, pero en el artículo de hoy pretendemos ahondar en la cuestión de si es posible tokenizar una sociedad. Según el informe de Tokenization Market en 2020 las empresas B2B que adoptaron la tokenización invirtieron 1.9 billones de dólares, mientras que, para 2025 se …

Tokenización de sociedades: ¿es esto posible? Leer más »