Recursos

Minería en la Blockchain

La tecnología blockchain se encuentra constituida por redes distribuidas no centralizadas, entendiéndose por estas aquellas redes constituidas ante la carencia de un centro principal, esto es, sin un servidor central con potestad de determinar el alcance de la solicitud que se realice. Estas redes, se caracterizan principalmente por su carácter descentralizado al imperar un modelo P2P, así como por llevar a cabo un riguroso orden cronológico y el registro de todas sus operaciones.


Minería en la Blockchain

Partiendo de esta premisa, estas redes se encuentran constituidas por una serie de elementos:

  • Bloques, compuestos por una determinada cantidad de información que, con carácter general, suelen representar transacciones de origen monetario.
  • Nodos, entendidos como el enlace por el que se trasmite la información de manera directa, secreta y segura mediante la red de pares (P2P)
  • Mineros, servidores encargados de descifrar el contenido del bloque y verificar las transacciones.

Metafóricamente hablando, la minería en la tecnología blockchain es la minería de oro con la salvedad de la influencia de la revolución tecnológica en el sector, por lo que, en este caso, el proceso de minado consiste en validar y agrupar transacciones. Siendo así, los mineros son sustituidos por un conjunto de equipos informáticos encargados de llevar a cabo cálculos computacionales.

Ahora bien, ¿qué ocurre cuando un minero consigue “descifrar” el problema?

La respuesta a esta pregunta es sencilla, una vez que los miembros de la red confirman y validan la respuesta, los mineros obtienen nuevos Bitcoins que se ponen en circulación y la comisión de la transacción. Si bien, pese a que la recompensa por minado era de 50 Bitcoin por bloque, a partir de mayo de 2020, esta cantidad ha descendido hasta 6.25 Bitcoin por cada bloque que consiga completar.

Es importante destacar que el proceso de minado se constituye como una ardua tarea que requiere especialmente de un servidor con una alta potencia computacional capaz de resolver el bloque para obtener la recompensa. Todo ello, sumado con el elevado coste de los dispositivos y la electricidad, surgen los pools de minería. De esta manera, se constituye un espacio que permite la aglomeración de varios mineros para trabajar de manera conjunta, reduciendo así los plazos para alcanzar su finalidad y, sobre todo, incrementando el grado de eficacia en la validación y agrupación de transacciones, optimizando el proceso de minería. Actualmente, encontramos varios pools de minería que han ido surgiendo desde su primera aparición (SlushPool), como lo son AntPool, Foundry o F2Pool. No obstante, es importante indicar que esta concentración de mineros mediante pools, ha incrementado la competencia para obtener la recompensa, por lo que será determinante la rentabilidad del minado a través de los servidores que se empleen.


Minería Bitcoin


Ahora bien, una vez determinada la figura de blockchain, así como los mineros y el proceso de minería, cabe plantear la siguiente pregunta ¿qué necesitamos para minar Bitcoin?

Tras la versión 0.2 del software de Bitcoin, se fomentó el desarrollo de máquinas especialmente destinadas a la computación por la cantidad de procesadores incorporados (ASICS), dejando anticuado el proceso de minado mediante las tarjetas gráficas.

Finalmente, debemos indicar que en el proceso de minería encontramos dos tipos: PoW (Proof of Work) y PoS (Proof of Shake). El primero, es el sistema más utilizado y requiere servidores de alta potencia capaces de resolver incógnitas sin las cuales no se podrá proponer un nuevo bloque. El segundo modelo de minería consiste en el poder de adquisición del minero y su funcionamiento es peculiar ya que tiene como finalidad incentivar a los participantes para que posean una cantidad de monedas en cuestión. En función de la cantidad que tengan a su disposición, serán elegidos por un proceso de selección aleatorio que se realiza para designar tareas, de suerte que aquellos que tengan más reservas, tendrán más posibilidades para ser elegidos.


Esto es todo lo que tenemos que saber acerca de la minería en la blockchain. Si tienes alguna duda sobre la materia, no dudes en contactar con nosotros para ayudarte.

DAOs

Las Organizaciones Autónomas Descentralizadas, más conocidas por el acrónimo inglés DAOs (Decentralized Autonomous Organisations) son la institución más cercana a la persona jurídica existente en estos momentos en el ciberespacio. Son entidades -residentes en una o varias cuentas de Ethereum- por medio de las cuales varios usuarios comparten un fondo común y deciden, mediante votaciones, el destino de este último.


DAOs
DAOs

La blockchain de Ethereum se estructura en cuentas de usuario, dotadas cada una de ellas de su dirección electrónica y de su saldo en ethers. Estas cuentas se dividen entre aquellas pertenecientes usuarios externos (Externally Owned Accounts) y las que están controladas por un contrato inteligente (Contract Accounts). Estas últimas, además de saldo, almacenan código ejecutable. Son completamente autónomas, capaces de emitir declaraciones de voluntad por sí mismas. En ellas residen los contratos inteligentes que regulan el funcionamiento de las DAOs, y que cumplen un papel muy parecido al de los estatutos sociales en el ámbito mercantil.

Hasta el año 2017 era usual que las DAOs fuesen controladas por un único contrato inteligente, residente en una sola cuenta. Sin embargo, el catastrófico ataque a The Dao en Agosto de 2017, como consecuencia del cual se produjo el robo de una ingente cantidad de ethers, aconsejó la modificación de este esquema.

En la actualidad, las DAOs suelen estructurarse en cuatro contratos inteligentes localizados cada uno de ellos en una cuenta diferente:

  • ERC20: Emite tokens fungibles (denominados tokens de gobernanza) que conceden derechos políticos sobre la DAO a sus tenedores, permitiéndoles realizar propuestas y participar en votaciones.
  • Admnistrador (Governor): Gestiona y ordena la ejecución de las propuestas de los partícipes. En cada una de ellas se propone la realización (o no) de una o varias transacciones a otras direcciones de Ethereum (correspondientes a otros proyectos), ejecutando, llegado el caso, funciones de sus contratos inteligentes.
  • Bloqueo temporal (TimeLock): Entre la aprobación de una propuesta y su ejecución debe de transcurrir un plazo determinado, agotado el cual se produce el desbloqueo de los fondos.
  • Tesorería (Treasury): Los fondos se localizan en esta cuenta, que sólo es accesible desde la anterior (TimeLock).

En la actualidad, plataformas como Aragon permiten la creación esta estructura contractual por usuarios sin conocimientos de programación.


Cryptocurrency

Dado que las blockchains y los ordenamientos jurídicos territoriales forman compartimentos estancos, las DAOs carecen por sí mismas de personalidad jurídica. Sin embargo, en los últimos dos años se han producido innovaciones legislativas en diversos países y territorios del mundo como Wyoming, Suiza, las Islas Caimán o las Islas Marshall, que permiten la atribución de personalidad a estas entidades, creando un “envoltorio legal” (legal wrapper) consistente en una sociedad de responsabilidad limitada o una fundación. A menudo, la legislación citada no exige la identificación (“KYC”) de los partícipes en la DAO, ni la designación forzosa de un administrador local o la liquidación del impuesto de sociedades. Al tratarse de una entidad cuyas actividades se desarrollan fundamentalmente en el ciberespacio, si el envoltorio legal de la DAO es eliminado como consecuencia de una reforma legislativa inesperada, es posible crear uno nuevo en otro otro país.

Todas estas ventajas están conduciendo a que el modelo DAO sea adoptado con cada vez mayor frecuencia por parte de entidades financieras. Los casos de Clipper Exchange, uno de los mayores mercados descentralizados del mundo, o Cougar Dao, dedicada a los negocios inmobiliarios, son  ejemplos palmarios de ello.

Si tienes alguna duda acerca de los DAOs, o te gustaría saber más, no dudes en contactar con nosotros.

Metaverso

Podemos definir el metaverso como un mundo virtual que simula la realidad física que vivimos. Este nuevo entorno, fruto de la nueva realidad digital que estamos presenciando, tiene como factor clave la realidad virtual y la creación de un entorno tridimensional. Ahora bien, una vez descrito en términos generales qué podemos entender como metaverso, cabría determinar sus principales características.
metaverso
metaverso

En primer lugar, es un factor puramente inmersivo. En este sentido, la tecnología inmersiva supone seleccionar una determinada experiencia física o real y proceder a su reproducción en formato digital. De esta manera, a través de su carácter inmersivo se permite la interacción como si del mundo real se tratase. Para llevar a cabo esta función, se emplean dispositivos VR, conocidos como cascos o gafas de realidad virtual.

En segundo lugar, su interoperabilidad. De acuerdo con el Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos (IEEE), esta característica hace referencia a la capacidad de dos o más sistemas para intercambiar información. Este carácter es fundamental puesto que el metaverso estará compuesto por una pluralidad de plataformas, motivo por el que debe estar interconectado para facilitar su propio fin. Su interoperabilidad, sumado a la interconexión, permitirán la suma de nuevos universos sin limitaciones al ser una suma de espacios interconectados sin dominio alguno.

Debido a sus altas capacidades, su incuestionable atractivo y su capacidad de monetización, se ha establecido como una importante fuente de negocios. En este línea, podríamos destacar la multinacional Facebook (Meta), quien comunicó su intención de ser una empresa en el metaverso, publicando posteriormente el proyecto Horizon Workrooms, una primera aproximación al mundo digital que simula una oficina de trabajo. No obstante, junto con este proyecto podemos citar otros como Decentraland, una plataforma blockchain y metaverso que permite adquirir terrenos virtuales, participar en una comunidad y cuya propiedad virtual son los NFTs.

En la actualidad, son varios los campos con los que se ha experimentado a través del metaverso, pudiéndose emplear para fines laborales (simulación de oficinas, reuniones de trabajo, escritorios virtuales, etc.) y como un medio, ya que a través del mismo pueden llevarse a cabo determinadas operaciones y pruebas de distintas herramientas antes de construirlos en el mundo real mediante gemelos digitales (réplica virtual de un producto). Esto último está siendo empleado por Nvidia en colaboración con BMW.

metaverso

No obstante, es importante destacar que las primeras aproximaciones al metaverso se están produciendo gracias a los videojuegos, donde, además de la propia temática del juego y el espacio donde se encuentren, se han ido incorporando actualizaciones para acudir a elementos puramente de ocio tales como acudir a conciertos o galerías de arte (Roblox). En la misma sintonía encontramos el videojuego desarrollado por la empresa Epic Games, Fornite, quien, si bien comenzó siendo un juego multiplataforma donde cien personajes tenían que luchar en una isla, ha ido evolucionando junto con el resto hacia un paradigma social, siendo también un lugar de encuentro social donde es posible acudir a conciertos.

La moda no se queda atrás en esta revolución. A través de Roblox, la marca de lujo Gucci creó un espacio digital temporal que permitía, durante un tiempo limitado, acceder y visitar el mismo con la posibilidad de adquirir prendas tan sólo disponibles en el mundo digital. Junto a esta, la compañía Nike lanzó una zona de juegos online en la misma plataforma donde los usuarios podían interactuar, jugar y adquirir nuevas prendas. Además de éstas, varias son las marcas que se encuentran a la cola, pudiendo destacar entre ellas Adidas, Balenciaga, Dolce & Gabanna o Coca-Cola, entre otras. Y lo mejor es que esto acaba de comenzar!

Si tienes alguna duda acerca del metaverso o te gustaría saber más, no dudes en contactar con nosotros.

Hedge Funds

Incluso en medio de la volatilidad del sector, el potencial para acumular grandes cantidades de riqueza significa que un número creciente de fondos de cobertura tradicionales están asumiendo los riesgos de invertir en criptomonedas y activos digitales. Alrededor de cuatro de cada diez fondos ya lo han hecho, mientras que más de una cuarta parte aceleraría “definitivamente” la inversión en el sector.

hedge fund
 

Los fondos de cobertura criptográficos ofrecen varias ventajas para los inversores como realizar este tipo de inversión mediante la gestión de activos por gestores de fondos profesionales altamente cualificados utilizando técnicas de apalancamiento (utilizar elendeudamiento para aumentar la rentabilidad obtenida sobre el capital empleado) o cualquier otra técnica que le permita maximizar la rentabilidad de sus clientes inversores (particularmente importante en el mundo de las criptomonedas, donde los inversionistas sin experiencia pueden ser víctimas de estafas y tirones que inundan la industria), rendimientos potenciales más altos (gracias a las estrategias de alto riesgo/alto rendimiento que suelen emplear estos fondos) y la diversificación lejos de la dependencia excesiva de los fondos de cobertura tradicionales. 

Naturalmente, además de los beneficios de invertir en estos fondos, existen algunos inconvenientes y/o riesgos a tener en cuenta como las tarifas de rendimiento potencialmente altas, el acceso limitado para personas que no tienen un alto patrimonio neto, y en general, la naturaleza de riesgo tanto del criptomercado como de la inversión en fondos de cobertura.

El objetivo del gestor del hedge fund es alcanzar la máxima rentabilidad posible, aunque para ello tenga que asumir enormes riesgos financieros. Para poder actuar de esta forma, la mayoría de hedge funds están ubicados en paraísos fiscales, donde también se pagan menos impuestos, como lo son las Islas Caimán, Estados Unidos, Gibraltar, las Bahamas, Luxemburgo…

 

La Asociación de Gestión de Inversiones Alternativas (AIMA) y Elwood Asset Management (ahora parte de CoinShares), han colaborado en un nuevo estudio de PwC, en el cual se refleja que se está creando un número creciente de criptofondos especializados, a medida que la clase de activos digitales gana aceptación.

PwC en su cuarto informe global titulado «PwC Global Crypto Hedge Fund Report 2022» manifiesta que el 38% de los fondos encuestados por la firma de servicios profesionales invierte ya en activos digitales, frente al 21% del año anterior. La elección de las inversiones también parece estar evolucionando, buscando en invertir en los mercados de tokens no fungibles (NFT), exchanges descentralizados (DEX) y activos distintos de Bitcoin y Ethereum.

Además de los numerosos fondos de cobertura que invierten en criptomonedas, muchos administradores de activos «tradicionales» más grandes han estado explorando el espacio de las criptomonedas, trabajando en proyectos piloto y ahora están comenzando a lanzar productos. Esto ayudará a acelerar la institucionalización de los criptomercados y, a medida que maduren, la regulación y la infraestructura seguirán mejorando.

En el ámbito europeo nos encontramos con las dos normativas mencionadas anteriormente, MiFID II y el Reglamento DORA. La primera directiva mencionada regula las condiciones de autorización y funcionamiento de las Empresas de Servicios de Inversión (ESI) reforzando la protección del inversor y las normas de conducta; mientras que, el Reglamento DORA garantizará que el sector financiero digital en Europa pueda seguir funcionando de forma resiliente en un entorno de transformación digital y grandes organizaciones tecnológicas.

En España, el Gobierno aprueba el proyecto de reforma de la Ley de los Mercados de Valores para impulsar la financiación a las empresas y aumentar la protección de los inversores, especialmente en el ámbito de los criptoactivos. La CNMV denomina a los hedge funds como Instituciones de Inversión Colectiva de Inversión Libre (IICIL).

La norma moderniza la regulación y avanza en la incorporación de normativa europea para hacer frente a los desafíos derivados del proceso de digitalización. En este ámbito, se establecen las previsiones necesarias para aplicar en España la normativa europea sobre criptoactivos de forma inmediata a su aprobación, al dotar a la CNMV de las competencias necesarias para garantizar la protección de los inversores y la estabilidad financiera en este ámbito. (MINISTERIO DE ASUNTOS ECONÓMICOS Y TRANSFORMACIÓN DIGITAL, 2022)

Así, se incluye en el ámbito de la aplicación de la norma cualquier instrumento financiero que sea un criptoactivo, es decir, que esté representado mediante tecnología de registro distribuido.

 

En Vicox ayudamos a emprendedores a recaudar fondos para sus inversiones con los Venture Capitals mas prestigiosos del mercado cripto.

 

Testamentos, Herencias y Donaciones en la Blockchain

blockchain technology
Blockchain Technology

En materia sucesoria, dispone el artículo 659 del Código Civil que comprenderán la herencia todos aquellos bienes, derechos y obligaciones que no queden extinguidos tras el fallecimiento de la persona.

La incesante revolución digital ha propiciado el nacimiento de un nuevo concepto cada vez más asentado y conocido, el testamento digital. A tal efecto, la Ley Orgánica 3/2018, de protección de datos personales y garantía de derechos digitales regula en ciertos aspectos la situación con la redacción del artículo 96 sobre el derecho al testamento digital y el acceso a su contenido. De esta manera, el incremento en el uso de nuevas tecnologías, unido a la facilidad para la vinculación de datos personales y digitales, han propiciado la aparición del patrimonio digital. De acuerdo con la Carta de la UNESCO sobre la Preservación del Patrimonio Digital, debe entenderse como el conjunto de recursos únicos de conocimiento y expresión, abarcando recursos culturales, educativos, científicos o legales, incluyendo información personal y constituyendo un patrimonio que debe protegerse y preservarse.

Siguiendo con la línea principal, el empleo de las nuevas tecnologías ha fomentado la aparición de bienes y servicios digitales, quedando integrados en este grupo las redes sociales, comunicaciones electrónicas o bienes intangibles como las criptomonedas.

Retomando lo esbozado con anterioridad, todos estos bienes forman parte del patrimonio hereditario y son plenamente transmisibles tras el fallecimiento. Ahora bien, ¿cuáles son las peculiaridades acerca de herencias con criptomonedas?

En primer lugar, debe indicarse que actualmente no existe regulación legal explícita, motivo por el que en materia sucesoria habrá de regirse por lo dispuesto en el Derecho Civil, aplicándose por tanto los artículos 657 y siguientes de la legislación.

En segundo lugar, la “problemática” de las criptomonedas en materia sucesoria se centra en su propia esencia. Esto es, se emplean a través de la tecnología Blockchain, compuesta por redes distributivas no centralizadas para dotar al sistema de seguridad suficiente a fin de evitar la transmisión, acceso o publicación de información. Por otro lado, es un bien digital que se puede comprar y emplear para adquirir bienes y servicios. No obstante, no es una moneda de curso legal, quedando integradas como acciones o valores en supuestos de realizar un inventario de bienes y formando parte del activo de la herencia.

En tercer lugar, se encuentran almacenadas electrónicamente (motivo por el que hablamos de patrimonio digital), por lo que los herederos pueden desconocer fácilmente su contenido.

Determinados los conceptos y la problemática en materia de sucesiones, ¿cuáles son los medios adecuados en sucesiones en materia de criptomonedas como bienes que integran el caudal hereditario?

1. Testamento. Entendido como la última voluntad del causante, este puede disponer la distribución de todos los bienes de que disponga, incluidas las criptomonedas al integrar el activo del caudal. No obstante, tanto la CNMV como el Banco de España han indicado que no es obligatorio aceptar criptomonedas hasta su conversión en dinero de curso legal.


2. Testamento y documento elevado a escritura pública. Si bien en el testamento se puede establecer la libre distribución de bienes, el interesado o causante podría disponer el acceso a las criptomonedas en documento público para restringir su acceso por parte de algunos de los interesados o causahabientes, pudiendo designar un albacea digital encargado de la gestión y acceso.

Sintetizando lo expuesto con anterioridad, la respuesta a la incógnita de heredar criptomonedas debe entenderse en sentido afirmativo, debiendo seguir lo establecido en la legislación civil en materia de sucesiones y tributar la herencia.

En Vicox ayudamos a emprendedores a recaudar fondos para sus inversiones con los Venture Capitals mas prestigiosos del mercado cripto. Si tienes alguna duda sobre la gestión de criptomonedas, no dudes en contactar con nosotros, esteremos encantados de ayudarte.

Tokenización inmobiliaria

Los tokens son anotaciones electrónicas realizadas en una blockchain y utilizadas para representar derechos subjetivos. Estos derechos pueden ser puramente digitales y desplegar sus efectos exclusivamente dentro del ciberespacio, como los derechos de voto de los participantes de una DAO. Pero también puede tratarse de derechos existentes en el mundo exterior (off-chain), que son representados dentro de una blockchain mediante NFTs. En este último caso se habla de tokenización de derechos.

Tokenización
Tokenización
Existen ciertas analogías entre el funcionamiento del Registro de la Propiedad y los procesos de tokenización inmobiliaria. En ambos casos se trata de bases de datos que almacenan circunstancias relativas a la propiedad y al resto de los derechos reales sobre bienes inmuebles.

En el Registro de la Propiedad, la base de datos es centralizada, y es controlada por un funcionario público, el Registrador de la Propiedad, que es quien decide, a través del procedimiento de calificación, si se van a producir alteraciones en los libros del Registro. En el caso de la tokenización inmobiliaria, la base de datos es descentralizada. Los asientos representativos de derechos reales toman la forma de NFTs que se almacenan en una cuenta de Ethereum. La labor de control es realizada por el programa de ordenador asociado a dicha cuenta, denominado contrato inteligente (smart contract) y que cumpliría una función análoga a la del Registrador de la Propiedad.

A nuestro juicio, la construcción de un sistema de tokenización inmobiliario que pueda rivalizar con los Registros de la Propiedad presenta retos enormes, tanto desde un punto de vista técnico como del jurídico.

En el plano técnico, el contrato inteligente que gestionase la cuenta donde se almacenen los NFTs tendría un código extraordinariamente largo y complejo, ya que debería traducir al plano algorítmico todas las disposiciones del Código Civil relativas a la creación y transmisión de derechos reales sobre bienes inmuebles, así como todas aquellas contenidas la Ley y el Reglamento Hipotecarios.

En el plano legal, sin embargo, no existen demasiados obstáculos para que la transmisión de la propiedad y de otros derechos reales pueda realizarse mediante simples transferencias de tokens. El artículo 1278 del Código Civil español establece claramente el principio de libertad de forma. Y ningún precepto de nuestro ordenamiento prohibe que los contratos traslativos del dominio y demás derechos reales puedan realizarse por vía electrónica. La exigencia de escritura pública e inscripción en el Registro de la Propiedad es tan sólo ad oponibilitatem, es decir, para conceder eficacia a la transmisión respecto a terceros. Una propiedad podría transmitirse así mediante tokenización sucesivamente a varias personas y sólo al final, mucho tiempo después, acceder al Registro de la Propiedad mediante un expediente de reanudación del tracto sucesivo (artículo 208 LH).

El único punto débil dentro de este esquema serían los supuestos de doble venta, en los que el titular del token quedaría desprotegido frente a un tercer adquirente que de buena inscribiese su derecho en el Registro de la Propiedad (art 32 LH). Pero tal vez este inconveniente podría soslayarse si el vendedor inicial de la finca (y titular registral de la misma) suscribiese una póliza que protegiese al titular actual del token frente a los supuestos de evicción. Existen fondos de inversión y entidades de crédito titulares de grandes cantidades de inmuebles, e interesados en la tokenización de los mismos, que tendrían capacidad financiera para suscribir dichas pólizas.

Por lo demás, sería posible incluso constituir garantías reales sobre los tokens. Aunque el artículo 1875 del Código Civil español exija la escritura pública para la constitución de hipoteca, no se impone ningún requisito específico de forma a los contratos de venta en garantía (pacto de retro), que de este modo podrían utilizarse como garantía de préstamos de criptomonedas dentro del ciberespacio. Como el lector puede comprobar, éste es un ámbito mucho más complejo que el de la Propiedad Intelectual. En la esfera de la tokenización inmobiliaria, la regulación es escasa y fragmentaria, y el desarrollo de esta nueva disciplina requerirá de una enorme responsabilidad no sólo por parte de las autoridades públicas, sino también de todos los operadores jurídicos.

En Vicox ayudamos a emprendedores a recaudar fondos para sus inversiones con los Venture Capitals mas prestigiosos del mercado cripto.

Dossieres