Monedas digitales de Bancos Centrales

CBDC

El auge del mercado de las criptomonedas y activos digitales tampoco pasa desapercibido para algunos gobiernos y bancos que promueven su participación en el mismo por delante del desarrollo de una buena regulación.

Es cada vez más común que Bancos Centrales desarrollen una moneda digital que continúe con el sistema centralizado que venimos viviendo hasta ahora. Los Bancos Centrales son conscientes que las criptomonedas pueden desplazar al dinero fiat del mercado y saben con certeza que su dinero es deficiente, pese a ello quieren seguir controlando la economía y todo lo que ello conlleva. Es por ello que cada vez existen más CBDC (Central Bank Digital Currency).

Los gobiernos buscan con ello digitalizar su dinero y aprovecharse de las ventajas que ofrece la nueva revolución financiera, sin dejar de controlar y monopolizar toda la economía y pese a que cada vez más personas desconfían de los bancos y sus mecanismos de inflación. Puede que estemos ante el nacimiento de una tercera vía que compita con las actuales criptomonedas, pero sin poder igualarlas, pues carecen de la esencia de éstas. Recordemos que los Bancos cuentan con el apoyo de los medios de comunicación y los gobiernos.

¿Qué es una Moneda Digital de Banco Central?

Una CBDC (Central Bank Digital Currency) es una moneda digital de curso legal y emitida por el Banco Central de un país.

Se trata de cambiar la visión que se tiene del dinero fiat en la actualidad y darle una nueva cara. Además, cuentan con todas las ventajas de las criptomonedas, pero no dejan de ser un mecanismo de control por parte de los Bancos.

Hablamos de un híbrido que nace de la necesidad de los bancos de participar en la nueva economía y que, como cualquier otro punto de digitalización, es un avance para la economía y las finanzas.

El rechazo de la sociedad sobre las instituciones ha incrementado y acelerado que éstas se adapten a los nuevos tiempos y las CBDC son prueba de ello.

Se trata de un mecanismo que va a colaborar en alzar nuevos objetivos económicos y políticos y que derivará en nuevas herramientas estatales.

¿Cuáles son los objetivos de las CBDC?

  • Las monedas digitales de Bancos Centrales nacen con la idea clara de adaptar el sistema a la nueva economía y aprovechar la tecnología existente.
  • Es un mecanismo que colabora en las transacciones económicas y financieras a todos los niveles.
  • Buscan desarrollar nuevas vías de inversión a nivel nacional y mundial.
  • Van a estimular la competencia entre los sistemas de pago.
  • Se va a crear una nueva vía de control de política monetaria.
  • Se reducirá el nivel de intervención estatal sobre los bancos, ya que el sistema digital supone una mayor seguridad respecto de una posible quiebra o crisis financiera.

¿Qué características presentan las CBDC?

  • Son monedas de curso legal, por lo que cuentan con una regulación concreta para cada una y mayor seguridad jurídica que las criptomonedas.
  • Al tratarse de monedas ya reguladas su aceptación es universal lo que conlleva nuevamente la legalidad en su uso y tenencia.
  • Es anónimo y privado.

No obstante, no debemos olvidar que estas monedas son un mecanismo de control y resultan muy útiles para privar de libertad y privacidad al ciudadano.

En definitiva, son monedas que presentan indudables ventajas sobre el dinero fiat y el tradicional sistema financiero y bancario, pero no debemos olvidar que no son criptomonedas. Operan como el actual dinero fiat pero digitalizado, aprovechando las ventajas de la tecnología y con características mucho mas innovadoras. Sin embargo, no dejar de ser un paso adelante dentro del actual sistema y no una revolución, como si puede serlo Bitcoin. Por ello es algo positivo que las instituciones comiencen a actualizarse, pero no debemos confundir los términos.

El Banco Central Europeo lanzó, el pasado año, una consulta pública sobre el euro digital por lo que se espera que pronto haya novedades al respecto y el Consejo de Gobierno, de hecho, ya baraja la introducción de esta moneda. Recordemos que China ya cuenta con su propia moneda digital y, hasta el momento, le está dando muy buenos resultado.